LA DIRECCIÓN DE LA CURA DESDE
UNA PERSPECTIVA JUNGUIANA.
LOS PASOS DE LA PSICOTERAPIA JUNGUIANA
Y EL LUGAR DEL ANALISTA
Por: Horacio Ejilevich Grimaldi

Disertación invitado por el Capítulo Freudiano de Psicoanálisis de Buenos Aires.

 

Buenas noches y gracias por permitirme estar con Uds.

Mi nombre es Horacio Ejilevich Grimaldi , soy Psicólogo Clínico, y Presidente de la Fundación C.G.Jung de Psicología Analítica de Buenos Aires,  Argentina.

He venido aquí en función de que pueda realizarse lo que desde hace algunos años colegas nuestros franceses lograron llevar a cabo, es decir, reunir y no separar.

En efecto, distinguidos lacanianos y junguianos, se juntaron hace unos pocos años y decidieron poner en marcha, no las diferencias conceptuales sino las coincidencias, a resultas de lo cual, hoy día son publicados en ese hermoso país, los Cuadernos junguianos de Psicoanálisis.

Seguir negando hoy día diferencias que en su momento fueron personales entre Freud y Jung, no sería otra cosa que prolongar disensiones estériles en un campo que nos es común a todos, desde todos los abordajes posibles. Cabe recordar aquí la frase del Kibalion que dice que :

" Nadie tiene la totalidad de la verdad, sino que lo que existen son verdades a medias " .

Y vamos a tocar los pasos de la cura en Psicoterapia junguiana, seguramente desde otro posicionamiento que mis colegas presentes, pero con la misma seriedad que hace a nuestra labor como psicoterapeutas.

Lacan, que al parecer se entrevistó con Jung, según comenta en Ecrits 1 Editores du Seuil, París 1966 pag. 211, también concibe esquemas (estructuras) en el Inconsciente, como muy bien dice el Rev. Padre. Fermín Sáinz , de la hermana República del Salvador .

No haré mas que transcribir parte del desarrollo que el Dr. Saínz da a este tema en particular:

1) En un nivel inconsciente profundo- el simbólico – hay leyes de estructuración universales y necesarias. Esto recuerda las Convergencias (temas y elementos formales) investigadas por Jung, de las que infiere un esquematismo en un supuesto Inconsciente colectivo.

2) En otro nivel - el imaginario -, Lacan concibe los procesos intrasubjetivos mas relacionados con lo extrasubjetivos ( identificación, proyección, imágenes ) .Esto recuerda los Complejos, los alineados con el Yo o los proyectados a través de el. Concepción que aportó C.G.Jung al Psicoanálisis freudiano.

3) Lo Real, que es entendido como adecuación a lo extrasubjetivo, adecuación siempre en tarea o por aproximación a-temática en el sentido fenomenológico Husserliano paralelo al Junguiano: una vivencia que avanza hacia la Psicología del ego puro ( Husserl ) , del self psicoide en Jung o de lo real, siempre subyacente pero inaccesible en Lacan.

Lo simbólico se inserta en los procesos de imaginación y éstos usan lo real, pero sin alcanzarlo plenamente.

Así lo real adquiere, en última instancia, cualidad simbólica o sea análoga con un desconocido X anzuelo para las proyecciones.

Y así lo desconocido de afuera y lo desconocido de dentro se tocan como dos conos por sus ápices. Esto prepara a la teoría de la Sincronicidad propuesta por Jung y el premio Nóbel de Física Wolfgan Pauli.

Cómo se verá es mucho más lo que nos acerca que lo que nos separa.

En referencia a los pasos de abordaje, tratamiento y cura de la terapia junguiana si bien es factible comprender y complementar al sujeto A, el sujeto, excedente de goce y, en grandísimas pinceladas identificar al gran otro como el producto cultural del modelo interactivo en cuestión, en la Psicoterapia junguiana, el acento está puesto como diría Mártin Buber en el diálogo entre el Yo el Tu, Buberiano no solamente es una inter - actuación entre el yo, sino lo complementa necesariamente.

En esta primera etapa, el tu , es decir el analista, asume las características de escucha, casi a nivel confesional, pues como dice C.G.Jung, no hay nada que el paciente no sepa de si de antemano , no es casual que esta etapa, correspondiente a la catarsis psicoanalítica, se denomine en la Psicología Compleja o Analítica junguiana, Confesión.

En un segundo momento, que se concatena con el primero y se va diferenciando de él poco a poco, comienza la Confrontación de la Persona, es decir el sujeto con la Sombra, que es el Otro internalizado, con el fin de llegar a una tercera etapa, que llamariamos de Elucidación en la cual el paciente integra sus aspectos en una nueva síntesis homeostática y dialéctica, en el sentido Huserliano.

Tal vez, el gran énfasis en la terapia junguiana está puesto en la cuarta y última etapa del análisis, es decir el Proceso de Individuación , que no solamente constituye en verse como un individuo, sano, como en algunas terapias behavioristas o comportamentales y como si pudiera hablarse del concepto de salud y enfermedad mas que como entelequias, por consiguiente abstractas y en función de lo social de turno.

El Proceso de individuación Junguiano, tiene que ver con el más íntimo Sentido de la vida, con esas respuestas que la Filosofía aún no logró descifrar es decir que somos, de donde venimos y hacia donde vamos ? . Es la más profunda e inherente reunión con Dios, o el regreso a las fuentes, no con un Dios ex machina , sino con nuestro propio Arquetipo del Dios interior, la cuaternidad de la misma divinidad que se halla en cada uno de nosotros, por ser seres humanos y partícipes del Universo en sus dos facetas, material y espiritual.

Con respecto a aquello que por convención denominamos cura, Jung es muy explícito: el papel del analista y en esto puede haber algún mal entendido es el de un guía tutelar, un mentor, un personaje como fue tan bellamente escrito por Dante en su obra cumbre, " La Divina Comedia ", es el rol que el célebre poeta italiano adjudica a Virgilio, encargado, como un guía, Psicopompos, o chamán, de elevar al ser humano desde el Infierno de la parálisis de la enfermedad hasta la contemplación de Beatriz, el final del proceso de individuación.

No olvidemos que la palabra terapeuta deviene del esenio, el lenguaje de Cristo, perteneció a un grupo sanador hebreo, y traducida literalmente significa: curadores del Alma.

Como dato anecdótico y para terminar esta breve exposición, en este acto al cual han tenido la deferencia de invitarme a mí y en mi nombre al pensamiento Junguiano, quiero citar una frase del propio Jung:

" Algunos pacientes buscan solo lo superficial y en ellos lo que denominamos cura, casi se produce espontáneamente, inclusive en semanas, en otros, el proceso de confrontación y elucidación lleva años pero la búsqueda del Si mismo, del Grial, del Sentido de la existencia, lleva toda la vida y lo que es más arduo aún, nunca se sabe cuando la obra está completa, porque ello escapa de las manos del Ser Humano.

Colegas muchas gracias!...

 

Nota de la Redacción:

"Cuadernos de Pensamiento Junguiano" es una publicación semestral de la Fundación C. G. Jung de Psicología Analítica. Los trabajos se encuentran protegidos bajo las leyes de Propiedad Intelectual de la Nación y pueden ser mencionados, respetando su autoría y origen.
La Fundación no se responsabiliza por el contenido u opiniones de los mismos.