Tesina de Grado 

Fundación. C.G Jung de Psicología Analítica

Alejandra Parra Albarracín (Colombia) 

LA PSICOLOGIA SIMBOLICA INTERNA DEL FUEGO

(Complejos y Arquetipo Ígneo generados por  sublimación de la libido) 

El fuego es el elemento que todo lo anima, a quien todo debe su ser, que,  principio de la vida y la muerte, de la existencia y la nada, obra por si mismo, poseyendo la fuerza de la realización. Reynier. (1787) 

Desde la Psicología Analítica, existe la posibilidad de indagar sobre los símbolos; no solo desde un entendimiento causal y consciente, sino desde su vinculo con espacios ocultos de la piqué humana. Estos espacios corresponden a lo inconsciente; desde lo personal, hasta lo colectivo. De esta manera el fuego, más allá de sus características físicas como elemento, juega desde lo más profundo del alma humana, un papel arquetípico cargado desde lo afectivo, en su relación con la esencia humana y su vincularidad en el mundo social y espiritual.
El juego del fuego dentro del inconsciente habla acerca de la libido, la cual es  energía de vida, una energía indiferencia (es decir, que  no solo responde a lo sexual) base de las diferentes funciones de la psique. Partiendo desde esta analogía es donde se tomara el simbolismo del fuego,  tanto desde lo colectivo como arquetipo, como desde lo personal manifestado en diferentes complejos.

La libido fluye desde lo mas bajo del infierno hasta lo mas alto, es la línea vertical que unifica los opuestos y a su ves se encuentra regida por  del conflicto generado por su integración. Así fluctúa de lo útil a lo nocivo como lo hace el fuego. Esta energía que surge del inconsciente colectivo es la que permite realizar cada una de aquellas funciones que soportan la supervivencia humana. Así mismo es la materia de la cual se cargan afectivamente los arquetipos generando complejos los  (estructura autónoma del inconsciente personal).  

Los poderes de la naturaleza, tiene siempre dos aspectos, y en el fuego se encuentran las dos polaridades unificadas, así, el  anhelo apasionado tiene sus dos lados: es la fuerza que todo lo embellece y que a veces también lo destruye todo, es la línea cósmica que permite la trascendencia humana, esto puede resultar complicado, sino se entiende lo planteado anteriormente, donde se expone como un símbolo en si mismo como lo es el del fuego puede ser la base de todas las funciones humanas incluyendo la psíquica.

Así de esta manera en palabras de Jung, se puede ver las dos polaridades del elemento: ¨ La pasión provoca fatalidades creando así algo irrevocable. Hace avanzar la rueda del tiempo y carga el recuerdo con un pasado irrecuperable  Pág. 127, así también,, La pasión eleva al hombre no solo por encima de si mismo, sino también por encima de los limites de su mortalidad y terrenalidad, y al elevarlo lo aniquila pág. 129. En su libro Símbolos de Transformación.

En el fuego es la creación y la destrucción, no hay arquetipo que contenga de una manera tan balanceada la formula vida-muerte, muerte-vida, plantea el ciclo el encuentro y el desencuentro. Es en si, la pregunta y la solución mas existencialistas;  surge de la reflexión psicológica como elemento arquetipal, del pensamiento de fantasías en el hombre y de fuertes proyecciones. Es decir que la intención de es ver al fuego en  su origen como elemento a manera de alegoría psicológica,  es decir, visto como un complejo activado por la energía de la libido y visto desde fuera en el mundo la de las proyecciones arquetipales.
El fuego habla desde la intuición, y es desde aquí, donde ha de ser visto; este es el primer elemento de reflexión del alma humana,  y  así esta acá la propia subjetividad (los sueños, las ideas, las fantasías), al servicio del momento donde se le contempla. Lo anterior en palabras de Bachelard: ¨ El fuego es brillante como una conciencia de la soledad ¨ pág 14 ¨….,de esa observación hipnótica que es  el fuego ¨  pág 14.

Esto habla sobre el poder que ejerce dentro de los campos mas arcaicos y ocultos de nuestros pensamientos; el fuego no solo explica la naturaleza subjetiva de la humanidad, sino que la ha animado a lo largo de los años. Con esto, el fuego esta adentro y esta afuera, logra separar la materia y el espíritu, al contemplarlo es donde el hombre proyecta todo su espíritu, todo el inconsciente colectivo esta a la disposición del fuego, acá se unen todos sus símbolos. 

La visión es la de que lo exterior y lo interior corresponden a lo mismo, es una única realidad, es el mundo de la proyección subjetiva, desde el cual será abordado este elemento, para lo cual, es interesante observar las diferentes manifestaciones de este elemento en la mitología, astrología y la alquimia, las cuales son tres ramas de estudio cargadas de un fuerte simbolismo, y en donde se encuentra la correspondencia que se pretende elucidar en este escrito.  

Acá no se plantea la intención de establecer una teoría, aunque la profundización en este elemento lleva durante su lectura a una caracterología muy precisa que encierra toda una manera de ver y entender, su amplio simbolismo, el cual no se agota en las siguientes relaciones, sino que conlleva todo el contenido de la humanidad. Este simbolismo resulta tan amplio que como lo menciona Bachelard, ¨ Como el fuego no ha podido  revelar su secreto, se lo capta cual una realidad universal: con ello todo se explica. ¨ pág. 112.
En las siguientes páginas se pretende analizar el simbolismo del fuego en diferentes campos, en diferentes realidades, no solo de la humanidad sino de su cosmogonía universal. El fuego siempre ha estado ahí y seguirá a pesar de nuestro paso; es el, el que  une y separa materia y espíritu. 

LOS CUATRO ELEMENTOS

 Antes de adentrarme en el simbolismo especifico del fuego, resulta relevante entender el papel de los cuatro elementos, a decir, realizar una revisión histórica de la forma como han sido observados e incorporados dentro del universo psíquico y físico.   

Es en la filosofía griega es donde se encuentran  planteamientos sobre los cuatro elemento,  empezando por Heráclito (544-484 a. C), quien  planteo bajo aforismos herméticos, que el fuego es el sustrato material del universo, también es el elemento asociado a las divinidades estelares como al alma humana. Continuando con la revisión de la visión de los elementos en Grecia; un pre-socrático, Empédocles (490-430 a .C) Plantea que todo esta compuesto por cuatro raíces que más tarde Aristóteles llamaría elementos. Las cuatro raíces, están sometidas a dos fuerzas que mantienen el equilibrio del cosmos, esta son la generación y corrupción, unidas por el amor y separadas por el odio. Para Empédocles, el, fuego constituía el principio operador de acción sobre el resto de los elementos.

Así mismo, se encuentra  la teoría platónica de los cuatro sólidos planteada en su dialogo Timeo o ¨ sobre la naturaleza ¨ ; en donde es el tetraedro 5 el sólido del fuego, para el, este elemento era la sustancia de la cual estaban compuesto los dioses y las estrellas. Aristóteles habla sobre los pares de cualidades de los elementos o esferas, donde el fuego es  poseedor  lo seco y cálido. Posteriormente en los comienzos de la medicina se relacionara la personalidad colérica y su fluido, la bilis amarilla con el elemento fuego.
Por su parte, los pitagóricos definieron dos clases diferentes de fuego; el primero es el fuego envolvente descendente que viene de lo mas alto de los cielos, para luego equilibrarse con el fuego volcánico, así e fuego representaba tanto el elemento que podía conectar y devenía de lo mas elevado a lo mas profundo y bajo.  

En la ley de generación en la filosofía de los elementos china, implica que, cuando los elementos se encuentran balanceados y equilibrados se ayudan a crear unos a otros mediante este circulo de elementos donde de la madera sale el fuego, ya  que del fuego, no existe por si solo, necesita de la madera al ser quemada o frotada. Así mismo del fuego crea la tierra, al ser las cenizas las que forman la tierra reuniendo y organizando los elementos. Así unos a otros se van generando (equilibrándose) y destruyendo (desarmonizándose) 

Una segunda ley en relación a los elementos de la filosofía china, es la de dominancia, en donde se ven las interdependencias de los  elementos siendo en uno solo universal se complementan así como el yin y el yang. En esta ley el elemento  fuego puede dominar sobre el metal fundiéndolo y forjándolo con mucho calor, pero este a su vez es dominado por el agua extinguiéndolo a su paso.  

Son los cuatro elementos los cimientos sobre los cuales se construye el hombre en el  universo y el  universo en el hombre,  tanto en su forma mental como física. De esta manera se ha mencionado por diverso autores a lo largo de la humanidad como, son estos la  parte energética de la gran masa elemental en la que subsistimos. Como lo menciona Carter: los elementos son difíciles de entender, explicar y ejemplificar, pues son en si  no menos que las leyes fundamentales no solo de nuestro sistema solar, si no del universo. 

Raynor Johnson habla de vehículos que rodea la realidad, esto vehículos son manejados por los diferentes, elementos. El fuego se correlaciona con el cuerpo etérico o vital, a decir el de la propia existencia la energía de vida, actuando como un transformador de las energías del aire campo mental, agua campo emocional y así ayudar a sostener las funciones del cuerpo físico a decir el elemento tierra.
Estas relaciones son las que han generado la asociación del hombre (en su aspecto de personalidad) a los elementos; así,  el que piensa es aire, el que siente es agua, el que se arraiga y tiene sentido de pertenencia es tierra y el mundo de las acciones le pertenece al elemento fuego. Los elementos son una topología cuádruple, igual que los cuatro tipos de temperamento planteados por Jung. En este sentido, el fuego percibe mediante imágenes y destellos súbitos de intuición, es posible que se complique con abstracciones, y trate de concretarlas en el mundo real, en la manera de percibir del fuego siempre hay una fuerte mezcla de voluntad o deseo y de necesidad de trasformar. Suele ser psíquico en el sentido esotérico del término.  

COMPLEJOS DERIVADOS DEL ARQUETIPO IGNEO 

Según la teoría científica el  triángulo del fuego, es: la  necesidad de combustible (materia capaz de liberar energía cuando se le cambia sus estructura química), segundo, comburente (momento en donde una mezcla de gases crean la proporción suficiente para que se genere la combustión), y calor.  Para mantenerlo vivo un cuarto elemento es necesario, este seria la  reacción en cadena de los anteriormente nombrados.  

De esta manera, es como se define este elemento desde la ciencia. Es decir se le da su significado a través de los componentes y reacciones químicas y físicas a las cuales esta sujeta su aparición bajo la mirada objetiva. Esta mirada lógico causal será abandonada para poder ser visto como un fenómeno plenamente del interior del individuo hacia el mundo ancestral y primario, yéndonos más hacia  los caminos de la poesía, en donde los ensueños reemplazan los pensamientos, Así en palabra de Bachelard:  

¨ El fuego, objeto brillante, inmediato, que se impone a una elección primitiva suplantando, asimismo. A otros fenómenos, no abre ya ninguna perspectiva al estudio científico  

En las siguientes líneas se pretende partir desde otro espacio, desde el lugar de diferentes complejos y manifestaciones del arquetipo 1 del fuego, es decir ver desde diferentes lugares como este, esta cargado de figuras simbólicas que reflejan lo subjetivo del alma humana, en lo almacenado en el inmenso mar del inconsciente colectivo y personal donde vive el fuego, es de ahí desde donde se planteara su amplio simbolismo.  

Este simbolismo resulta tan amplio que como lo menciona Bachelard, ¨ Como el fuego no ha podido  revelar su secreto, se lo capta cual una realidad universal: con ello todo se explica. ¨ pág. 112. Mas allá de representar algo mas o de buscar explicarse por la química., Termina representando la propia imagen del fuego en si, al ser este en si mismo su propia cosmogonía a decir su imaginario a través de la historia. 
Hay una disposición innata a la formación de representaciones paralelas o bien de estructuras universales, idénticas, de la psique (inconsciente colectivo), en donde se albergan esas estructuras o arquetipos, en este caso se pretende adentrarse en esa estructura del fuego, es decir sus pautas de comportamiento.

El símbolo tiene numerosas variantes análogas, y en cuantas mas disponga tantas mas completa y exacta es la imagen que esboza de su objeto; es por esto que para poder abarca este simbolismo del fuego, es necesario, verlo desde su psicología a través de corrientes de alguna manera esotéricas en el en el sentido de estar ocultas. Los mitos, la alquimia, y  astrología son representaciones simbólica de arquetipos del inconsciente colectivo; en todas se encuentran imágenes del fuego cargadas de componentes afectivos, los cuales son llamados complejos que se manifiestan en diferentes dimensiones de la psique humana.

Habiendo abarcado el arquetipo del fuego y diferentes expresiones simbólicas del mismo, me gustaría, retomar el planteamiento  inicial, donde se equiparaban simbólicamente la energía generadora y  creadora con el fuego.

La libido puede ser vista como un ser viviente es decir puede ser personificada cuenta con su propia identidad, poseyendo así la capacidad de descubrir y  dirigirse hacia  un fin (intencionalidad), así mismo es un fuerza  natural, buena y mala al mismo tiempo; como la define Jung,  moralmente indiferente.  Esta es una energía que se encarga de todos los procesos instintivos y psíquicos, como sueños y síntomas.

Es posible ver la transmisión de esta energía en analogías, con lo cual los primitivos pudieron tener grandes descubrimientos, como son el  uso del fuego y el lenguaje. Con esto, se explica como la libido es transformada en un uso externo, que responde a necesidades internas de la humanidad tanto en planos biológicos (subsistencia) como psicológicos; este uso se presenta dentro de campos inconscientes, es decir involuntarios tanto de lo personal como de lo colectivo. Así estaríamos hablando de la base acción del cosmos en general, pues Jung equiparo a diferentes momentos del desarrollo humano con momentos del movimiento del zodiaco. De esta manera, resulta interesante ver  como esta energía se da en una formación desde el momento en el que nacemos y comenzamos el desarrollo de nuestra vida; Con todo esto, nuestro camino que va a estar acompañado por el camino de la historia del universo.

Es preciso diferenciar el concepto del planteado por Freud, ya que para este la libido es puramente energía sexual, mientras que para Jung es mas la intención y voluntad, al energía de vida, que puede aplicarse a cualquier sector, hambre, odio, sexualidad, religioso, sin que sea nunca un instinto especifico.  Pág 149 de su libro símbolos y transformación de la libido.

Ahora pretendo tomar esta energía y realizar una analogía con el fuego, ya sea desde su comparación por accionar de una manera similar, así como ver la libido como un agente generador del descubrimiento de este elemento, y de ser la responsable de crear su arquetipo y posteriormente sus complejos asociados. Con todo esto no cabe duda que desde lo psicológico es posible vincularlos, como menciona, que la libido produce el fuego psicológico y que lo que da lugar a la formación del simbolismo de la luz y el fuego es una energía indiferenciada a decir la libido.

El símbolo tiene numerosas variantes análogas, y de cuantas mas disponga tanto mas completa y exacta es la imagen que esboza de su objeto, es por esto que el simbolismo del fuego puede llegar a esconder grandes secretos. Al igual que la libido, nos conectan en una línea vertical,  en donde se presenta y produce lo útil y lo nocivo. Es el ejemplo de las polaridades en escena, así como fuerza que trasciende la conciencia; la libido es tan propia del dios bueno, como del diablo, al igual que el fuego puede purificar y destruir a la vez.

Ahora bien el arquetipo es una imagen cargada de energía libidinal, así el símbolo siempre va a tener en su origen y en la manera que se dirija la presencia de esta carga energética. Con esto, Jung explica bajo una mirada psicológica, que la estancación de la libido, pudo producir la creación del fuego, ya  que al producirse un estancamiento de esta, no necesariamente se acude a aplicaciones sexuales anteriores como lo mencionaba Freud, sino que puede ser reactivada por movimientos rítmicos que funcionan inconscientemente tanto de actos nutricios como sexuales.  

A lo que se refieren estos movimientos rítmicos, son a la activación de la etapa presexual, son movimientos que hablan de las emociones, así Jung explica que todas la emociones de la vida responden a repeticiones rítmicas, (repeticiones perseverantes). En un sentido psicológico explica Jung, ¨ De acuerdo con los materiales existentes no parece excluida la posibilidad de que el descubrimiento de la producción del fuego se haya logrado efectivamente de ese modo, a saber, por reanimación regresiva del ritmo. ¨  Pág. 167 (La transformación de la libido).  

Mas a fondo lo que se plantea es que cuando el instinto es entorpecido o inhibido se produce una retención o regresión, modificando su forma. En esta regresión se transfiere algo del carácter o forma anterior, es decir su esencia se mantiene buscando diferentes canales de expresión. Así respecto al fuego,  Jung explica bajo lo psicológico que el encuentro del fuego con el hombre, responde a la regresión a la etapa psicosexual mencionada anteriormente, produciéndose la restricción del instinto, con lo cual se reanima el barrenar infantil en donde se necesitaba del contacto con lo exterior, (en este sentido la madre), que es parte de la materia necesaria para generar el fuego.  

Así un mal manejo de la libido lleva a regresiones al estado instintivo e inconsciente, donde se es castigado por aspectos no elaborados de la propia sombra, o como lo menciona Jung, la pérdida de la propia alma, esto es todo un peligro en la parte anímica de los hombres. Acá se explica su analogía con el castigo de los dioses por el mal uso del fuego.  

Con todo lo anteriormente mencionado, se puede decir que, el problema del conocimiento del fuego, es un problema de estructura psicológica. Al estar en el campo intermedio entre sujeto y objeto, las propiedades del fuego a aparecen como infinitas contradicciones y de una manera muy ambigua pues su entendimiento no esta en la lógica. Se observa desde lo inconsciente símbolo de pecado y mal y símbolo de pureza, estas serian sus razones teológicas.  

Ahora bien hablando acerca de ese espacio entre lo objetivo (el elemento), y lo subjetivo (campo de introversión y reflexión). Es donde se ubicaran los diferentes complejos que se crean a partir del arquetipo ígneo. Un complejo se define como un magnitud afectiva, que  representa y nombres e imagen del mundo; en este caso la imagen del fuego cargada afectivamente se refleja en sinónimos simbólicos, cuyos objetos ya se encuentran en el mágico dominio de acción de la psique,  que se plantearan a continuación.  

Los siguientes complejos del fuego fueron planteados por Gastón Bachelard en su libro psicoanálisis del fuego.  Describiendo a manera de síntesis de esta manera al fuego: 

Es Un principio de explicación universal, que  alberga la síntesis de las polaridades,

Así es  la  explicación de  todo lo ultra viviente, - intimo- y universal

El bien y el mal del paraíso y el infierno.

Compuesto de  contradicción de las cuales ha de empezarse a observar a este elemento y sus características psicológicas. 

Complejo de Promete

Como se hablo anteriormente, este es todo un personaje relacionado con el fuego. Es el, el representante de una inmensidad de símbolos relacionados con contenidos de diferentes momentos y lugares; lo cual lo ha convertido en todo un personaje arquetípico.  Prometeo es castigado, así se le impone  el fuego como eso a lo que se le debe temer y respetar. Es un conocimiento que se anhela adquirir, pero que se sabe que devendrá en muchos años.

Así es como  en el fuego se da la explicación del complejo de Prometeo; en el cual, se explicaría con analogías del fuego como  buscamos realizar todas las experiencias posibles que nos pongan en una posición de igualdad o por encima de nuestros padres.  Esto se explica con la siguiente situación: Es el padre el que se  encarga de preparara el fuego, el que lo cuida; reubicando los pedazos de tronco y manejando la brasa. El niño simplemente observa y es prevenido y amenazado por su cercanía.  

 Para ver lo inconsciente del fuego Bachelard se remite bajo una mirada psicoanalítica a la siguiente triada:   

Fuego                 Padre                     Hijo

 

 

 El padre en este sentido representa y es visto como vehículo del deber hacer, el prohibe el solo acercamiento al fuego, presentándolo como algo peligroso y destructivo que puede ser manipulado solo en el mundo del adulto.  Así se plantea una visión dirigida al plano social ante e natural del elemento.  En general, acá estaríamos hablando de una manifestación afectiva del arquetipo del padre.

 

Complejo de Empédocles

 

Empédocles de Akragas (Agrigento) fue no solo filosofo, sino también medico y chaman, sus reflexiones sobre la trascendencia del alma humana, hacen que sus pensamientos invadan el cuerpo de sensaciones y experiencias enfocadas en el existencialismo.

Es por esto que Bachelard, nombra así este complejo, explicando como el fuego activa la fantasía en el hombre. Es acá, en donde se presentan todas las proyecciones de las experiencias existenciales del hombre, donde la vida muere dentro de la fantasía centrada en un objeto, -como lo es el fuego-.

 

      ´ Es un fenómeno monótono, y brillante, verdaderamente total; habla , vuela ,canta.¨ Bachelard

 

Para Empédocles los cuatro elementos son manejados por dos fuerzas opuestas que equilibran al mundo. 

 

AMOR -ODIO

 

AGREGACION -DISGREGACION

 

GENERACION- CORRUPCION

 

UNION- SEPARACION

 

 

Así se plantea como el universo se encuentra en estados de cambio permanencia, todo es la sucesión de ciclos que se unen y se separan. Bajo este eje filosófico, es sobre el cual Bachelard expresa, que la fantasía en relación al fuego es dinámica, en su contemplación hay una transformación rápida y circunstancial, sugiere que este elemento lleva a una fantasía verdaderamente absorbente y dramática, amplificando el destino humano.

De esta manera, este complejo resulta oscuro y dinámico a la vez, habla del eterno movimiento así como de la finalidad del alma en el cuerpo. En el fuego se produce el momento de equilibrio total entre los instintos de vida y muerte.

Es, así mismo un símbolo de reposo, una invitación al descanso; de seguro grandes ideas comenzaron a surgir y a plantearse con más solidez en el hombre primitivo observando tranquilamente las grandes llamas que apuntaban a los cielos estrellados.  

Complejo de Novalis 

El tercer complejo plantea una relación entre el psicoanálisis y la prehistoria, tomando como eje articulador al poeta romántico alemán Novalis. En este complejo se habla del amor, primitivo, visto desde el valor de lo sexual y de las sensaciones que serian el origen de consciencia de felicidad humana.  

Bachelard, explica como la ciencia y  la lógica racional, dejan de lado la conexión psicológica del hombre primitivo con este elemento, esto seria  un psicoanálisis indirecto. Al ser el autor un poeta de lo imaginario, se adentra en los hallazgos de lo inconsciente (siempre por debajo de lo consciente), así como lo subjetivo ante lo objetivo y la fantasía bajo la experiencia.  

De esta manera, bajo la ciencia -mirada lógica-, el hombre primitivo debió encontrara este elemento mediante el roce de dos palitos, o al menos esto es lo que se espera que halla pasado, mas esta imagen no explica por si la intención psicológica que conlleva.  

Es necesario adentrarse desde lo psicológico, y entender el frotamiento como una actividad sexualizada. Así el amor es la primera hipótesis científica para la reproducción objetiva del fuego. El fuego es el hijo de la causa humana, es decir hace parte del inconsciente colectivo. -Como complejo arcaico profundo, como lo denomino Jung 

Al ser hijo, necesita de dos padres, estos son, dos trozos de madera diferentes, que remitirían a los arquetipos de  anima y  animus,

 

¨ El fuego surgido por barrenamiento es el hijo, el niño divino Agni.¨   Bachelard 

 Lo anterior se puede ejemplificar en el ritual de fuego Hindú, de manthana, En donde los dos madero, el masculino (Pururavas) y el femenino (urvaci) crean a su hijo el fuego. Con esta fusión, se puede realizar una continuidad con el planteamiento de  Robertson, donde explica que el proceso de individuación debe pasar por la concretización del anima/animus interiores.  

La relación del fuego con el amor, puede ser vista desde su aspecto divertido y picaresco, así también la conciencia de la felicidad por el contacto, el calor entre los hombre. A manera de síntesis, el complejo de Novalis habla de la conciencia del calor intimo (sentido térmico), así este calor se presenta como un recuerdo de felicidad, una posesión que no se quiere soltar.  

Es en la gruta, en la mina, donde este poeta le da prioridad al mundo de los sentidos, ya que para Novalis lo sublime es alcanzado a través de la fascinación del mundo mineral.  

Complejo de Pantagruel

El tercer complejo planteado por Bachelard, habla sobre  la valorización inconsciente del alimento del fuego. Para esto esta en sus palabras, la existencia de todo un sustento de los astros, por el fuego, en donde se dice que todos han sido creados a partir del fuego así este es  tomado acá como una sustancia celeste.  De esta manera es el canal de unión entre los fenómenos de la tierra y los del cielo, creando, el ritmo estomacal del universo. Esta es la teoría de absorción y liberación de la energía en astrología, así los ritmos alimenticios del universo se recrean en este elemento.  

El fuego recibe el calificativo de consumidor y de  devorador funciones, que comparte con  la boca. Esto habla de dos descubrimientos que distinguen a los hombres de los demás seres vivientes a decir, el lenguaje y el uso del fuego. Acá se compara el fuego y la persona al necesitar de los dos de ser alimentados y de expulsar excrementos. Así dentro de la buena digestión debe haber un fuego escondido en el interior, que cuando dejamos de existir  se extingue.  

Desde la mirada de la estructura psíquica, se puede ver al fuego y al lenguaje, como un triunfo sobre la inconsciencia del primitivo, a decir, constituyen los medios mágicos para dominar a la sombra. Son actividades de la libido que requieren de concentración, atención y disciplina para facilitar un mayor desarrollo de la conciencia en el proceso de individuación.

V. Complejo de  Hoffman

 

El ultimo complejo tratado en relación a los complejos ígneos derivados y relacionados con la psique es el de Hoffman o complejo del ponche, donde se realiza una correspondencia del alcoholismo, como fuente de combustión, al estar el fuego dentro de nosotros y al incorporar la sustancia que lo  activa es posible generar combustiones en los humanos. El alcohol es definido como agua de fuego.                                   

Beber = Quemarse

 

SIMBOLISMO DEL ARQUETIPO IGNEO 

 

I. Caracterología Astrológica  

La amplitud en la relación del elemento en los diferentes aspectos astrológicos, se realizara con la intención de mostrar desde la caracterología la expresión energética del fuego en los campos de lo mental, emocional, físico y espiritual. 

Según  Marc Edmund Jones el fuego,  es la experiencia centrada en la identidad personal, así las siguientes características harían una caracterología espacial de las personalidades de fuego: Auto concentrados, impersonales, fe en si mismos insistencia en su ideas; algunos defectos se manifiestan en la falta de trato con los demás  la falta de control personal, así como la impaciencia ante la vulnerabilidad es por esto que el aire los aviva y el agua los ahoga y la tierra lo extingue.  

Viven en un estado de actividad enmarcado por la muy excitación, son motivados por sus aspiraciones e inspiraciones; respecto al ambiente necesitan estar en espacios abiertos, al aire libre, bajo el sol, impregnándose de los rayos del sol. 

Según la C.E.O2 la tendencia psicológica de los signos de fuego dice que el yo se siente como una proyección del principio de vida dentro de la naturaleza y que actúa sobre ella.  Así mismo, estos signos procuran tener  experiencias de índole positiva en el campo de la acción, así buscan  trabajos que les permitan estar  físicamente activos y en lo posible son bastante autoexigentes.  

Ralph Metzer estudio la relación de los elementos con los tipos de personalidad; mediante experimentos de combinaciones de grupos de personas con combinaciones parecidas en los elementos de sus cartas natales.

De sus experimentos  observo que dependiendo de los elementos dentro de cada persona, se metabolizan de diferente manera las experiencias esto hace que se traten los conflictos de maneras diferente, respecto de los signos de fuego concluyo que tienden a superar los obstáculos a incendiarlos mediante despliegue de fuerza, es decir que acá no hay conducta discreta.  

Siguiendo este orden de ideas, el autor Louis H. Sargent en su libro, How to handle your human relations, describe a los signos de fuego como una energía que responde con intensidad ¨ deseando una acción directa en la solución de los problemas, y atendiendo mas al impulso que a la deliberación. ¨ Es decir que los signos de fuego deben de crear conscientemente un estado tranquilo y placido, dominando el uso extremo de su energía, es decir, una aceptación del aquí y del ahora.  

SIGNOS DE FUEGO 

 

SIGNOS DE FUEGO      

CONCEPTO CLAVE    

MATIZACION DE CUALIDADES            

MODALIDAD 

PLANETA

 

ARIES   Liberación de energía hacia una nueva experiencia.

                    Terco impulso hacia la acción, y al autoafirmación.

                    Cardinal

                    Marte

 

LEO        Sostenida calidez de y vitalización radiante.           

                 Orgullo e impulso hacia el reconocimiento.

                    Fijo

                    Sol

 

SAGITARIO       Inquieta aspiración que impulsa hacia un ideal.

                                    Creencias, generalizaciones, ideales

                                       Mudable

                                       Júpiter

 

En función de ampliar la visión del arquetipo del fuego, se escribirá sobre los tres signos regidos por este elemento. Cada uno de estos signos ha de ser tomado desde sus cualidades como arquetipo cargado de representaciones simbólicas tanto   el plano físico como en el espiritual. Para Jung el zodiaco es el alma de la naturaleza, así comenzar por un signo de fuego no es coincidencia. Se pretende en las siguientes líneas esbozar los tres estados del fuego en la rueda zodiacal.  

Aries es el primer signo de fuego; su resonancia planetaria es con Marte; representa el primer impulso, es la energía masculina (yang), penetrante y definitoria por excelencia, así Aries es liberación de energía,  la  acción, decisión, deseo. En este estado la energía se manifiesta sin divisiones, es decir es el fuego en un estado primario , donde no hay consciencia de si solo deseo, inocencia, espontaneidad, es el deseo en si mismo, es el deseo en si lacaniano, no es una energía reflexiva, psicológicamente hablando la base de lo ariano será el anhelo de experimentarse a si mismo. 

Acá en este signo también hay una alta capacidad de riesgo, ya que su naturaleza de fuego lo lleva a actuar sin preocuparse mucho si la acción es razonable, prudente, oportuna o eficaz. Sus ideas, son ideas de fuerza, es un signo extrovertido, esto se refiere a que en el zodiaco, existen signos que absorber la energía (introvertidos) y otros que la liberan como es el caso de Aries. Este es un signo cardinal (cardine) que se refiere a  los signos en donde se produce un giro de la  energía en al dinámica del zodíaco.  

Las cualidades arianas son; la espontaneidad, la capacidad de resolución, la decisión, la intrepidez, asumir riesgos y la franqueza, así mismo es bastante intuitivo. Por otro lado sus defectos estarían enfocados en la intrepidez, inconstancia,  la falta de registro del afuera y del otro. Emocionalmente hablando Aries, es muy demostrativo, intenso, ferviente, explosivo.  

Continuando con las expresiones del elemento de fuego en el mandala astrológico, se encuentra la  energía del elemento, en un segundo nivel, este nivel es el de  Leo; acá lo mas importante es el descubrimiento de una diferencia, es el tratar de confirmar la propia identidad, así este es el signo del ¨ individuo ¨. No es casualidad que Jung siendo de este signo planteara su teoría sobre el proceso de individuación, es decir, ir emancipándose de los arquetipos del inconsciente colectivo hasta encontrar el si-mismo y ser un individuo.  

El arquetipo energético de este signo es el Sol (la estrella), esto es algo que esta muy fijo, muy centralizado y lo cual es una exuberante fuente de energía. Según Carutti, E, ¨ El mundo de Leo es la sensación de que existen entidades con un enorme poder creativo, en el sentido de que se manifiestan a si mismos con mucha potencia, irradian y son en si mismas, tienen un borde definido que les otorga una clara sensación de si. ¨  

Psicológicamente hablando, Leo representa lo centrado en si mismo que se irradia hacia afuera, así centrase, expresarse y tener conciencia de si, son características básicas del segundo signo de fuego. Es un signo de emociones intensas, de  fuertes sentimientos, apasionado, enamoradizo, y busca constantemente hacer eco, es decir resonar en el otro. 

Los tres signos de fuego tiene la actitud de ir, pero de maneras diferentes; el ultimo estado del fuego en el zodiaco es  Sagitario, acá hay una fuerte  combinación de potencia y energía en  forma armónica, hay un máximo de energía al no estar disipada, así mismo todo es movimiento y  no hay conflicto.

Su sentido de trascendencia se manifiesta en la percepción e interiorización del sentido de existencia, ya que el sentido de la vida, es la vida misma, es decir es el recorrido, el sentido y su finalidad. Lo religioso es sagitariano, es el encuentro con lo superior. Psicológicamente hablando resulta muy idealista, por lo cual es posible que tenga complicaciones en sus relaciones vinculares, así mismo expresa una fuerte necesidad de libertad.  

En el horóscopo chino, quienes nacen regidos por un elemento de fuego, demuestran altas capacidades de liderazgo, decisivos, seguros de si mismos, agresivos, positivos, personas de acción, en su mala expectación puede haber desconsideración por el otro, llenos de egoísmo tras su logro. O se convierten en una excelente compañía que da calor y protección y absolutamente destructivas.  

II. Los Planteas como  Arquetipos de Fuego 

Retomando la astrología occidental, se pude ver la representación psicológica dentro de la energía de los planetas, al ser estos dimensiones de la experiencia y cualidades de los sujetos en su experimentarse a si mismos. Las energías planetarias se manifiestan en diferentes niveles, tanto a nivel psíquico, físico como en los espacios fuera de lo personal, es decir las experiencias que se tienen con los demás y el mundo exterior. 

Son dos los planetas asociados al  fuego, Marte y Júpiter y el astro Sol. El primero, Marte, de energía (yang), se revela como la identidad, ya que explica al ser en particular. Es la  propia fuerza y capacidad de supervivencia y autoafirmación, de esta manera es la expresión de energías egoístas. 

Al ser una energía centrada en uno mismo cuando se ve amenazada se reacciona con el síndrome de ataque o fuga, Como lo señala Han, R. Pág. 70, se produce liberación de adrenalina , y el cuerpo empieza a reaccionar ante una situación de fuerte tensión en la cual debe defenderse o escapar.  El dios Ares (Marte) en la mitología  griega iba acompañado por Deimos y Fobos (temor y pánico), los cuales son los nombres de las lunas de este planeta y atributos de la energía marciana, sin embargo Marte tiende a actuar y no ha escapar, por esto emoción ante la gloria de la competición y disfruta poniendo a prueba su coraje. 

Respecto al papel dentro del campo del amor, al ser el planeta del conflicto no simboliza al amor como tal, mas si es necesario, ya que representa al ánimus, es absolutamente masculino, mas no en el sentido de genero sino energético. Estaría representando la faceta de la autoafirmación en los procesos de enamoramiento. Es la energía de la pasión la cual se manifiesta desde los planos sexuales hasta la violencia y agresión; es decir la conexión entre el comportamiento sexual y la liberación violenta de energía. 

La energía marciana puede verse expresada en roles sociales tales como: atletas, militares, policías; en los metales: hierro y acero; en  el cuerpo Marte se manifiesta en la energía de acción de los músculos, así mismo son las irritaciones, inflamaciones, infecciones y fiebres. 

Marte en el plano astrológico muestra que tipos de experiencia y modos de actividad estimulan la propia energía física y con que energía uno procura afirmarse. Arroyo, S pág 167.  Es por esto que tener a Marte en un signo de fuego se expresa en una personalidad donde se desataca el uso del  poder y la iniciativa, así mismo tener la luna en un signo de fuego genera personas que reaccionan ante situaciones cambiantes de forma directa y con entusiasmo, como otro ejemplo se puede mencionar el tener a mercurio en un signo de fuego, indica que los propios pensamientos estarán influenciados por las propias actitudes, aspiraciones, creencias, esperanzas y planes personales.  

Para Jung Marte es el principio cálido, masculino, sulfuroso, de la primera materia esencial. Así se puede ver este  principio de propagación esencial, así los diferentes dioses.  En Shiva, Adan, Osiris, todo son representaciones de la voluntad, de lo divino. 

El sol astrológico representa la energía que hace posible que todo exista, es decir la energía básica del ser de la que son reflejos el resto de las energías planetarias.

El sol representa la luz, la conciencia, el día, este es el símbolo planetario del yang (principio activo de energía). Siendo el opuesto de la luna, energía básica yin.

Como arquetipo representa la voluntad, poder y deseo, la energía del sol siempre procura mejorar, es decir ampliar su expresión. Así es la integridad como ser, que siempre cambia evolucionando y adquiriendo un sentido de si.  

Jung tomo el simbolismo del sol, y lo estudio profundamente, asociándolo al dios interior, El sol.. es en verdad la única imagen ¨  razonable ¨ de dios, tanto si nos colocamos en el punto de vista del primitivo, como en el de la moderna ciencia de la naturaleza; siempre es el dios- padre que anima todo lo viviente, el fecundador y el creador, la fuente de energía de nuestro mundo. ¨ pág. 134.  

´ No es Cristo el señor hecho sol, sino que es El quien hizo el sol ¨.
                                                                                                                     
San Agustín

 

Jung cita a  Erman  ´ No se debía adorar a un dios solar sino el astro mismo, que por las manos de sus rayos trasmite a los seres vivientes la infinitud de vida que hay en el. ¨ Símbolos de transformación pág.118  

Así este es el arquetipo del héroe, donde ha de ser recorrido un camino de integración de diferentes aspecto mediante la voluntad del propio ser, este es el que sale al mundo a enfrentarse a las diferentes pruebas. Superándolas demuestra  así su fuerza y valor sabiendo incorporar todos esos obstáculos a su propio ser de una manera constructiva. 

Bajo la  terminación junguiana, el sol representa la libido, esta es la  energía básica que moviliza todas las funciones psicológicas, la manera de accionar del sol en el campo astrológico y del concepto de libido es proporcionar la energía para que otro símbolo le de una forma especifica. Así en este punto se expande la visión del camino y la manera de cómo se expresa y trasforma la libido dentro del individuo, tomando como imagen de espejo de los procesos de los astros, como en este caso el sol. 

Tanto Marte como el sol son arquetipos masculinos, una función clásica es la paternidad la cual la comparte con Saturno, representando cada uno facetas diferentes. La posición del sol en una carta natal suele relacionarse con la vivencia y percepción que tiene la persona sobre su padre (tomado no solo como la figura real, sino como cualquier persona o situación que haya representado a esta energía de autoridad).  

Un emplazamiento débil del sol, significa poca vitalidad y la capacidad de defenderse solo, con esto en plano psicológico puede mostrarse un individuo que no puede mediante una confrontación directa defender y proteger lo que valora, es decir habría algún conflicto con el fluir de la libido.  

Júpiter (planeta que rige a Sagitario), es la energía que expande algo en la psique, simboliza la energía que extiende la esfera de acción y experiencia donde se mueve y vive el individuo. Es decir, cada persona nace en cierto ámbito familiar en donde  todo parece tener un límite y control, pero esto no tarda en cambiar y en extenderse al darse cuenta el individuo del poco control que tiene sobre su entorno y la gente que lo rodea. De esta manera la energía jupitariana representa la extensión para reincorporar el propio ser del mundo exterior. En este sentido de lo qué habla esta energía es del sentimiento de unidad de la individualidad.  

De alguna manera los procesos planteados en Marte y en el Sol, acá se pueden unificar dando así un panorama de tres estadios del fuego dentro de la energía de los planetas y los procesos psicológicos hacia la individuación. Así mismo dentro de este proceso, al energía jupiteriana también se relaciona con la incorporación de la sombra, al atraer al propio mundo complejos e incorporarlos al yo.  

Todo esto en terminología astrológica es la unión de Júpiter y los aspectos lunares (lo subconsciente, el símbolo, la noche), en si todos los aspectos ocultos de los que se alimenta la propia sombra, la cual es uno de los arquetipos que mas influye sobre el yo, casi siempre de manera perturbadora. 

En cuanto a las personalidades jupiterianas, se puede ver en alguien que este constantemente abriéndose hacia fuera y así tratara de abarcar y experimentar  todo lo que pueda del todo. Con una alta disposición a adquirir nuevos aprendizajes, conocimientos y experiencias. Una segunda personalidad esta relacionada mas a aspectos lunares, es decir se da una fuerte resistencia a soltar, a dejar, no puede renunciar a lo que ve y experimenta. Es una fuerte necesidad de estar en contaste movimiento adquiriendo sin un limite que satisfaga. 

Ahora bien, respecto a la segunda cualidad energética de este planeta, al ser limitada la manera de absorber el mundo como se explico anteriormente, entonces, la manera para evitar la sensación de falta de expansión total es a través de este segundo momento de la psicología jupiteriana,  la integración. 

Entendiendo  la relación de Júpiter dentro del proceso de individuación, acá el hombre que ya emprendió antes su camino y que ha ido incorporando aspectos de su sombra, se expresa acá una expansión de la conciencia.  

Continuando dentro de los ámbitos de la astrología, se puede ver como las casa de fuego, que  son las  1, 5 y 9,  se les llama la trinidad de la vida y en ellas se condensa la identidad de la persona. Están asociadas a la actividad que hace a la vida misma. Representan el fluir de las energías, que nos llevan a realizar ciertas acciones que a su ves determinan la identidad.  

La primera casa representa la identidad en acción. Esta asociada a la energía y la apariencia del cuerpo físico es decir ve al cuerpo como la propia identidad en acción, la quinta casa representa la búsqueda de la seguridad de la identidad y la última casa de fuego represente el aprendizaje de la identidad ya mencionada. Es decir que la novena casa habla sobre el aprendizaje profundo sobre quien es uno realmente, esto llevado desde planos filosóficos, psicológicos y religiosos.

 III. Alquimia       

 En la alquimia se tiene al fuego encerrado en un horno, teniendo todo el poder de su origen, de plenitud de poder interior, del amor humano en el corazón de las cosas. La meditación de lo concentrado, es decir, entre mas pequeño sea el espacio sonde se encuentre reposando el fuego mas poderoso fuerte y vigoroso será.  

Bachelard sita a un autor anónimo del siglo XVII, el cual  describió tres clases de fuego, a decir el natural, el innatural y el contranatural. Natural fuego masculino, es decir la fuerza inicial el cual necesita de mucho cuidado para poder mantenerlo en acción. El inmatura es el femenino, el cual seria el  disolvente universal, aparece en forma de humo blanco y es el cual recubre el cuerpo y la naturaleza, la tercera especie de fuego es el que tiene la fuerza par disolver, y desunir partes de la naturaleza. Así el sentido profundo de la fantasía alquímica,  es que en el principio masculino se refleja lo central y activo lleno de chispa y voluntad y a su ves persigue una inmensa fantasía sexual, al darse la generación por la elementacion  del agua (Materia femenina)  a través del fuego.  

El calor Femenino ataca las cosas desde fuera. El fuego masculino desde dentro. Bachelard.

 

Ahora, bien, es el momento de introducir el proceso simbólico en el que se buscaba la producción de oro, como símbolo de la iluminación y la salvación. Es importante aclarar acá que el oro físico y el psíquico representaban lo mismo para el alquimista.  Como medio para adéntranos un poco mas profundo en la psicología del fuego, pretendo tomar elementos de la psicología alquímica, vista esta dentro del proceso de individuación y principalmente la función psicológica del fuego, como material de imágenes y representaciones de lo colectivo en lo individual. 

Todo el fuego inicial se encuentra concentrado en el recipiente alquímico, este es llamado de diferentes maneras, ya sea alambique o retorta. Es el símbolo de la matriz de lo femenino es el liquido de Piscis donde ya se encuentra contenido todo el impulso del fuego en Aries.  

En la alquimia es necesaria una prima materia, la cual son instintos primarios, la  sustancia original es el conflicto que sale, es el encuentro con la propia sombra, con todos aquellos contenidos tanto del individuo como de la humanidad olvidados en el fondo de la psique. 

Esa primera materia  es la base del opus el cual es el la obra total. Así en terminología junguiana, se estaría hablando de los contenidos arquetipales inconscientes que deben ser incorporados dentro del proceso de individuación a decir, la sombra. Su incorporación, es el primer estadio dentro de este proceso, los dos siguientes arquetipos seria, el anima/animus, 3 y por ultimo el Self 4.  

Ahora bien, para obtener el Lápis  o oro alquímico, es necesario pasar por etapas simbólicas. Estas son etapas que no se pueden explicar bajo una linealidad, pues son en si arquetipos que surgen del inconsciente colectivo en diferentes momentos, buscando ser incorporadas a la consciencia  de la vida. 

 Así ocurren no solo en diferentes momentos si no que también es posible que algunas personas experimenten una varias veces en su vida, o que no experimenten alguna otra o que experimenten una y tal ves alguna hasta que sea realmente incorporada su enseñanza.  

La primera, no en un orden ya establecido sino como siguiendo una secuencia arbitraria, (al ser estas etapas cíclicas que varían en los diferentes momentos de nuestra vida y de una persona a otra), seria calcinatio, etimológicamente hablando, este termino se relaciona con el calentamiento de la piedra calcárea. Al agregarle agua los alquimistas a la cal, esta se calentaba. Con lo cual se activaba su fuego interior.  

Así este momento nos habla del proceso de combustión, por el cual los cuerpos son purificados. Estos estados de purificación del fuego se observan químicamente cuando este puede desodorizar cualquier olor. Es acá donde comienza el proceso alquímico, sacando lo oscuro para empezar a obtener su brillo. Acá el alquimista ponía al fuego la primera materia hasta quedar en cenizas.

El simbolismo es, en si el simbolismo del fuego. Es  la frustración del deseo, hay algo que debe ser sacrificado en función de un proceso; es el hambre, la arrogancia, y el deseo la escoria, etc. Relaciona simbólicamente con dos animales : el lobo y el león.  

Es el león,  relacionado con la diosa  Sekhmet, la cual era la diosa de la guerra en Egipto, era la encarnación del sol. Y el Lobo esta relacionado con Cibele, quien es una diosa que esta todo el tiempo muy apetente. También se relaciona simbólicamente con el planeta Marte, como se puede ver en el mito de Rómulo y Remo en donde estos hijos de Marte son amamantados por una loba.  Así,  este es un símbolo de la restricción de las pasiones, mediante un acto de volición consciente.  Ejilevich. H. (2006) Es necesaria la sensación de frustración, para pasar los estadios de lobo y león.  

Para Jung, Marte es esa primera materia, son las pasiones primitivas que tiene capacidad de desarrollarse de una manera individual y autentica. Seria el primer impulso hacia el proceso de individuación. Es necesario que algo trasmuto y para esto debe ser quemado. También se relaciona otro planeta, Plutón el cual encarna simbólicamente el instinto de supervivencia y reproducción cualidades que han de ser  también trasmutadas dentro de este proceso.  

Cuando una persona tiene mucho fuego puede manifestarse la combustión emocional en sintomatología física, aparecería fiebre, infecciones al no dejar que se exprese  esta primera etapa, obstruyéndola.  Esta etapa también se relaciona con el purgatorio en su sentido de disipar los pecados.  

Así el calcinato obliga a una especie de introversión cuyo resultado es una capacidad de mirar adentro de la propia consciencia, en lo profundo del inconsciente, y así conectarse con el conflicto interno.

El fuego…, es la naturaleza que no efectúa nada en vano, que no sabría errar  y sin la cual nada se hace. ¨Alquimista   S. XV

 IV. Seres y  Animales de Fuego

 Paracelso 4, alquimista, fue considerado por Jung como un precursor de la psicología.  En una conferencia  hablo lo siguiente  sobre Paralelos : ¨ …considera que todo esta contenido en ella, en forma de la platónica eidola, ósea en arquetipos.¨ ,también en la misma conferencia, expresa lo siguiente, ¨ …Y así libre de prejuicios, absorbió, la materia prima de la experiencia exterior y obtuvo de la penumbra primitiva de su alma las ideas básicas de su filosofía. ¨ pág. 103.  

¨ Por el elemento fuego, todo lo que hay de impuro es destruido y retirado.

En la ausencia de este test del fuego, no hay como probar una sustancia.

El fuego separa lo que es constante de lo que es volátil ¨  

Paracelso 

Todo el trabajo que realizo Paracelso con la naturaleza le permitió una  participation mystique con esta y sus propiedades. Es así como pudo redescubrir cierto aspectos ocultos. En uno de estos puntos es donde vamos a enfocarnos, a decir,  en su tratado sobre los espíritus elementales. 

El espíritu que habita en el fuego, es la salamandra, o también llamada ígnea vulcanos. Todo su hábitat es el fuego, son en si seres de fuego, que viven en y  a través  de este. En palabras de Paracelso ¨ Se considera generalmente a los pigmeos y a las salamandras como espíritus, porque aparecen como seres brillantes y deslumbradores, y es que no se reflexiona que su carne y su sangre son de naturaleza numinosa¨. 

 Algunas características de las salamandras es que son ágiles, ligeras, hablan poco, no frecuentan mucho a los hombres, se hacen visibles mayormente a mujeres ancianas y hechiceras, como lo menciona Paracelso en su tratado.  

Sus símbolos representativos son el relámpago, volcanes, arco iris, sol y estrellas. Entre sus características principales están la purificación y limpieza de las pasiones y los vicios, así también la iluminación, incorporación de aprendizajes, y voluntad. Su estación es el verano, su dirección el sur y su color rojo o blanco.  

En este punto resulta relevante mencionar el ave mitológica de los desiertos de Arabia, el Ave Fénix, representaba la inmortalidad, por su  relación con el renacimiento. En si el mitologema de  este ave nos cuenta que , cada 500 años tenia la capacidad de renacer y recrearse a si mismo.  La manera es entrar en una hoguera de incienso hasta que de este nazca un gusano que luego se convertirá en este magnifico animal mitológico, Nos es de extrañar  que al tener la capacidad de volver de la muerte se le halla relacionado en la iconografía cristiana con Jesucristo, quien as u ves, es símbolo del si-mismo. 

El cisne, (Schwan), también canta cuando muere, así cisne, águila y fénix son en la alquimia manifestaciones de un mismo simbolismo, a decir, el sol (oro filosófico).  

V. Dioses y Mitos de Fuego 

Buscando ampliar la información en relación al arquetipo mediante las caracteristicas de los diferentes dioses de fuego, se encuentra Helios o Surya los cuales viajan en carros de fuego, también, Agni es el dios de los sacrificios en la india su pelo y su barba son llameantes, se acompaña de un chivo leonado, también gusta de la mantequilla fundida, materia con la que los antiguos hindúes alimentaban sus fuegos. 

Es Agni la representación del fuego, la luz el sol, es una deidad védica e hindú; en sánscrito significa fuego, es el mensajero con los dioses, por esto se realizaban los sacrificios en su nombre. Se lo representa en el arte hindú con dos cabezas, que simbolizan los dos aspectos de fuego; lo creativo y lo destructivo. 

Es Prometeo, cuya falta cometida contra los dioses motiva la Ira de Zéus, quien castiga a la humanidad ocultado el Fuego. El robo del Fuego, que genero todo un ordenamiento de la cultura. Prometeo, tiene como característica ser premeditador, en el mito este le roba el fuego a Zéus, ya que entonces este solo pertenecía a los dioses. Por realizar un acto en beneficio de la humanidad se le asocia a Cristo.  

En estas líneas también menciona Jung, que Prometeo pertenece a la estirpe de los fleguios quienes, están en relación con la familia sacerdotal hindú de los Bhrgu ( buscadores de fuego) palabra que en sánscrito significa brillar, así también se denomina a una clase especial de águila (se relaciona con el fuego por sus colores) así es como Jung explica al águila como tótem ígneo. Así de esta manera desde Prometeo hasta el águila se explica el arquetipo del fuego.  

Otro dios relacionado con el fuego es Hefesto, (mitología griega), o Vulcano (mitología romana) creador de los metales, adivino y mago, es el que rige el fuego y la forja,  trasformador de los herreros y alquimistas. En la historia, Prometeo no solo roba el fuego sino las artes de Hefesto, Zeus enfurecido lo manda a hacer una mujer en arcilla para ser enviada a prometeo, esta mujer (Pandora) llevaba consigo todas las desgracias del mundo en una caja; Prometeo no atiende a esta trampa y es por esto que es encadenado por Hefesto en el monte Caucaso.
En la mitología nórdica, se encuentra Loki, quien es mas un gigante que un dios, se asocia a Prometeo al estar relacionado con el fuego y al estar dentro de los personajes mitológicos asociados a la trampa y el engaño. Igualmente este fue castigado, siendo encadenado a una roca y atormentado por una víbora que le arrojaba veneno. 

Se sabe que la diosa romana Vesta, junto con una comunidad de vírgenes custodiaba el fuego del templo. Ella protegía el fuego sagrado del hogar. El mismo nombre " Hestia ", en griego, significa el lugar recóndito e íntimo del hogar en donde se enciente el fuego en honor a los dioses que los antiguos denominaban domésticos.

La misión más importante de una diosa como Hestia consiste en mantener siempre avivado el fuego sagrado, ya que ello era símbolo de la vitalidad y la fuerza que latía en los individuos y en las sociedades antiguas. Si el fuego llegara a apagarse, algún mal irreparable les sobrevendría.  

Así mismo, el dios solar, Apolo, donde se puede ver la confluencia de los significados de sonar, hablar, brillar y fuego. Jung, C.G Transformaciones de la libido pg. 177. Apolo, tiene relación con la parte de luz de este elemento, como lo menciona, Rios, A en su libro sobre los cuatro elementos; ya que este dios muestra como este elemento puede ayudarnos a ser un sol cada uno de nosotros es decir el proceso de encontrar al si-mismo, así a activar nuestra creatividad, y lo mejor que tengamos dentro y así mismo avisa sobre el riesgo de una inflación del yo.  

Continuando con algunos otros dioses relacionados con el fuego, en la cultura celtas, se puede nombrar a Bel, el cual purifica el ganado haciéndolo pasar por entre el fuego. También se encuentra la historia de los héroes  gemelos de los mayas, los cuales estaban dispuestos a sacrificarse voluntariamente en la hoguera de los enemigos para purificarse y renacer a una nueva vida.. 

En la mitología azteca se encuentra Chantico, (la que mora en la casa), Era la diosa de los fuegos del corazón, hogar y volcanes así como la responsable de la maduración de las mazorcas, el cual es un elemento de fuego según la filosofía china igualmente. Se le suele representar con la cara roja y negra y sus símbolos son una serpiente roja y púas de cactus. Fue castigada y convertida en perro por realizar un sacrificio sin respetar el ayuno. Así también en México se encuentra Tletonatiuh, el cual representaba el sol azteca del fuego, bajo el influjo de este dios los humanos fueron exterminados por el fuego caído del cielo y así trasformados en aves.  

Otras deidades relacionadas con este elemento son, Kitzigiata que es el dios primordial en la mitología de los Kikapues (pueblo indígena de la región de los grandes lagos); significa gran fuego y se  representa como una hoguera que siempre esta encendida. Así como Pele, que en la mitología hawaiana representa la diosa del fugo, el relámpago, al danza, los volcanes y la violencia.  

A manera de síntesis se puede decir que los mitos y las leyendas relacionadas con el fuego consideran en la mayoría de los casos la obtención de este como un robo, así como lo menciona Jung. Pg 181, ¨ ..la preparación del fuego seria un acto prohibido, punible, y que solo cabe cumplir mediante violencia y astucia. De esta misma manera, en este pasaje Jung, menciona varios ejemplos como, en los preceptos rituales hindúes amenazan con graves castigos a quienes no preparen correctamente el fuego, así en la iglesia católica existía la tradición de encender un fuego en el comienzo de pascuas, con todo esto se ve que es necesario seguir ciertas reglas para poder obtener el efecto mágico perseguido.  

Los sacrificios y todos aquellos rituales, se podría decir que se encuentran dentro del pensamiento intuitivo, mas en los campos de los pensamientos no raciona, Es el primer factor del fuego:  el cambio, todo desea ser renovado, y ahí, es donde se invoca al fuego.  

Nombres de diferentes rituales de fuego en los registros humanos, Manthana (sacrificio de fuego) de los hinques, niedfyr que quiere decir fuegos sacrilegios, modo de encantamiento contra las enfermedades del ganado.  

¨ … no será fácil pintar la idolatría del fuego. Lo que nos parece interesante es comprobar la sorda permanencia de dicha idolatría. ¨ Pág 16 Bachelard , G.  

Con todo esto no es  de exornar que el hombre halla querido mas allá de su uso establecer una conexión, comunicación con su propio dios. Es por esto que se han realizado en la historia rituales, fiestas, etc. de fuego.  

En relación a los sacrificios Bachelard,  escribe:  ¨ La muerte en la llama es la menos solitaria de las muertes. Es, verdaderamente, una muerte cósmica, en la que junto con el pensador todo el universo se aniquila. La hoguera es un compañero de la evolución. ¨  

En diferentes momentos y culturas se han introducido a los elementos como medios de acercamiento y entendimiento de las diferentes realidades tanto en el plano físico como en el espirituales por esto que se ven danzas de fuego. Rituales de fuego, adoraciones al fuego, al sol. Es como si la carga energética del elemento fuera proyectado por los hombres en sus cuestiones mentales o filosóficas, corporales, espirituales y míticas en todo sus sentido. El símbolo aparece como un camino de expresión de las energía la cual es en si misma el impulso el camino y su finalidad el fuego nos habla de existir. Por eso la palabra extinguir el fuego se extingue para dar una vida,  una luz.  

 BIBLIOGRAFIA 

Arroyo Stephen, Astrología, Psicología y los cuatro Elementos, Kier, Buenos Aires, Argentina  

Bachelard Gaston, El psicoanálisis del Fuego, Schapire Editor, Buenos Aires Argentina 1973 

Carutti, Eugenio, manual astrología ¨ Los Signos ¨, Casa XI, Buenos Aires, Argentina 

Carutti, Eugenio, Ascendentes en Astrología, primera parte, Kier Buenos Aires Argentina, 2006 

Carutti, Eugenio, Ascendentes en Astrología, Segunda parte, Kier Buenos Aires, Argentina. 

Desoille, Robert, Lecciones sobre Ensueño dirigido en Psicoterapia, Amorrortu Editores, Buenos Aires, Argentina 

Ejilevich, Grimaldi H. Alquimia Psicológica. Fundación C.G Jung de Psicología Analitica,  Buenos Aires Argentina 2006 

Gallardo Arce J. Medicina Tradicional China. Editorial Sirio, Buenos Aires, Argentina.  

Hand, Robert, Los símbolos del Horóscopo, Ediciones Urnao, Buenos Aires, Argentina 1993 

Jung, C. G, Aion, Contribución a los símbolos del si-mismo, Paidos, Barcelona, 1997.

Jung, C. G, El hombre y sus símbolos, Paidos, Barcelona, España. 1995 

Jung, C. G.  Los arquetipos y lo inconsciente colectivo  Editorial Trotta, Madrid, 2002 

Jung, C. G, Símbolos de Transformación, Paidos, Buenos Aires Argentina, 1998 

Nichols Sallie, Jung y el Tarot, Cairos,  Barcelona, España 1999.  

Lau Teodora, Horóscopos Chinos, Ediciones Juan Grancia, Buenos Aires, Argentina 1988. 

Robertson, Robin, Introducción a la psicología junguiana. Ediciones Obelisco, Barcelon, Espana, 2002. 

Schwarz, Mario. Medicina tradicional China, Editorial Errepar, Buenos Aires Argentina, 1992 

 

BIBLIOGRAFIA ELECTRONICA

http://es.wikipedia.org/wiki/Fuego 

http://my.opera.com/astrologia/blog/show.dml/765679 

http://webpages.ull.es/users/fradive/practica/huich/p4b.html 

http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/pdf/264/26409112.pdf 

http://es.wikipedia.org/wiki/Heráclito